¿Qué es la contrata?

El contrato a honorarios y la contrata para la carrera docente de Chile

Algunas definiciones básicas

Cuando llegué a trabajar a la universidad Estatal, lo primero que ocurrió fue el ingreso con un “contrato a honorarios” [1]. Primero que todo, en qué parte del mundo desarrollado te hacen este tipo de contrato, donde se te asigna un lugar de trabajo, un horario de trabajo y no tienes derechos (ni salud, ni previsión, ni años de servicio, etc). Lamentablemente, todos lo aceptamos, porque es transitorio mientras te jerarquizan, lo que se traduce en que te asignen un título académico, el que puede ser Instructor, Asistente, Asociado a Titular. Hay que considerar que las universidades del Estado son altamente burocráticas, por lo tanto la jerarquización se puede demorar un poquito, en mi caso fue 1 año y 6 meses.

Después que me jerarquizaron entré a la contrata, otro término y tipo de contrato inventado para la carrera diocente en Chile. En ese momento me pareció algo normal, pero qué tiene de normal estar en algo que se llama contrata. Primero, tenemos que entender ¿qué diantres es la contrata?

De acuerdo a lo dispuesto en el art. 25 inciso 3 del Estatuto Docente, contratados o a contrata son aquellos que desempeñan labores docentes transitorias, experimentales, optativas, especiales o de reemplazo de titulares. Para ingresar a la carrera docente o dotación, respecto de los a contrata, basta el mero acuerdo de las partes contratantes. La Dirección del Trabajo ha establecido mediante dictamen 150/01, de 10.01.94, que la incorporación de un docente a un establecimiento educacional no puede producirse por nominación, sino únicamente a través de su ingreso a la dotación docente, en calidad de titular, a través de concurso público o bien como contratado.” [2]

Esta definición, trae aparejada otra duda, y es ¿qué se entiende por “labores docentes transitorias, experimentales, optativas, especiales o de reemplazo de titulares“?

De conformidad a lo dispuesto en el artículo 70 del Decreto N° 453, de 1991:

  • Labores docentes transitorias: Son aquellas que requieren el nombramiento de un profesional de la educación sólo por un determinado período de tiempo, mientras se designe a un titular, o mientras sean necesarios sus servicio.
  • Labores docentes experimentales: Son aquellas que tienen por objeto aplicar un nuevo plan de estudio o una nueva metodología o un nuevo material didáctico o audiovisual por un tiempo determinado y cuyo resultado debe evaluarse desde un punto de vista técnicopedagógico
  • Labores docentes optativas: Son aquellas que se desempeñan respecto de asignaturas o actividades que tengan tal calificación en los planes de estudio.
  • Labores docentes especiales: Son aquellas que tienen por objeto desarrollar ciertas actividades pedagógicas no permanentes que no se encuentran entre aquellas descritas precedentemente.
  • Labores docentes de reemplazo: Son aquellas que tienen por objeto suplir a un docente titular que no puede desempeñar su función, cualquiera que sea la causa y mientras dure su ausencia.”
http://integracion-academica.org/images/Vol4Num11/03%20Psicologia%20Chile%20-%20TArmas%20MRamos%20CVenegas_clip_image008.jpg
Figura 1. Psicólogos de planta, en la contrata y a honorarios. Fuente: De Armas et al., 2016 [3].

La triste realidad

Sólo escribo lo que veo en mi entorno y me imagino que es similar a la realidad de la mayoría de los departamentos de las diferentes universidades estatales de Chile.

En mi departamento actualmente trabajamos 13 académicos, el 46% (6) en la modalidad contrato a honorarios, el 23% (3) en la contrata y el 31% (4) en posesión del cargo, lo que implica que el 69% de los académicos  se encuentran en alguno de estos contratos que se han inventado para estados transitorios para ingresar a la planta académica de las universidades estatales. De esto se sub-entiende que el 69% de los académicos de mi departamento realizamos labores docentes transitorias, experimentales, optativas, especiales o de reemplazo de titulares, o somos altamente reemplazables e importamos poco para la institución.

Referencias

[1] Dirección del Trabajo. El contrato a honorarios.

[2] Dirección del Trabajo. La contrata.

[3] De Armas, T., Ramos, M., Venegas, C. 2016. La psicología en Chile: desideologizando la formación de pregrado y el ejercicio profesional. Revista Integración Académica en Psicología, 4(11): 28-43.