Fuentes de contaminantes metálicos en Atacama

Resumen

Actividades mineras históricas y dispersas en la zona norte de la Región de Atacama, han impactado históricamente el ambiente. Lo más notable, las minas de Potrerillos y El Salvador, hasta 1976 fueron responsables del vertido de más de 150 ∙ 106 toneladas de relaves al Río El Salado, las que descargaban directamente en la costa en la Bahía de Chañaral. Los recursos hídricos en la zona norte de la Región de Atacama son escasos; los pocos existentes incluyen el Río El Salado y las cuencas de Pedernales, Maricunga y Laguna Verde. Esta región también contiene dos parques nacionales muy sensibles: Pan de Azúcar en la costa y Nevado de Tres Cruces en los Andes.

La protección de los recursos hídricos disponibles en esta zona árida es crítico y la degradación ambiental que ha ocurrido en términos de los contaminantes superficiales más importantes no se ha reportado. Para evaluar específicamente los metales y metaloides contaminando las aguas superficiales y sedimentos fluviales, se llevó a cabo un estudio de 3 años en las cuencas de la zona norte de la Región de Atacama. Además se evaluaron los impactos asociados a la inundación del Río El Salado en marzo de 2015.

Al comparar las concentraciones promedio de los elementos disueltos en agua fluvial con el promedio mundial de ríos, los elementos más enriquecidos, en orden decreciente, son: Li, As, Mo, ± Cd, Sb, y Cu. En el caso de sedimentos fluviales, en comparación con la composición de la corteza continental superior, las muestras están enriquecidas en los siguientes elemento (en orden decreciente): As, Cu, Mo, Li, ± Cd y Sb. En las aguas superficiales, As, Li, Mo y Cd disuelto están naturalmente enriquecidos, se infiere que las concentraciones de Cu y Sb se relacionan a actividades mineras. En sedimento fluvial, las concentraciones de As, Li y Cd son de origen natural, mientras Cu, Mo y Sb se relacionan a la explotación y tratamiento de minerales de pórfidos de cobre.

Durante el intenso evento de inundación de marzo de 2015, los elementos contaminantes se removilizaron en los Andes y la cuenca del Salado Alto, y las concentraciones aumentaron en la cuenca del Salado Bajo por la creación de una conexión entre cuencas adyacentes. A pesar de la presencia de pórfidos de Cu-Mo de clase mundial y depósitos de hierro cobre oro en la región, algunos de los que han sido minados desde el final del siglo 19, las concentraciones de Cu disuelto son menores que lo reportado previamente. Esto podría relacionarse a pH cercano a neutro y la complejación de Cu como catión, en contraste con As y Mo que podrían permanecer estables en solución como HAsO42− y MoO42−, respectivamente, por largas distancias.

Referencia

Tapia, J., Davenport, J., Townley, B., Dorador, C., Schneider, B., Tolorza, V., Von Tümpling, W. Sources, enrichment, and redistribution of As, Cd, Cu, Li, Mo, and Sb in the Northern Atacama Region, Chile: Implications for arid watersheds affected by mining. J Geochem Explor, 185, 33-51. doi: 10.1016/j.gexplo.2017.10.021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *